Marzo 2020 Abril 2020 Mayo 2020
Lu Ma Mi Ju Vi Do
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30





¿Recuperar clave?
Inicio
jueves, 02 de abril de 2020
CELEBRACIÓN SEMANA SANTA 2020

 

NOTA ACOMPAÑAMIENTO DIFUNTOS

 

 EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Jueves 2 abril


0.Pecado es todo lo que nos aleja de la amistad con Dios y de su plan de fraternidad para el mundo. Hay dos tipos de pecados: personal (“mi” pecado) y estructural (mercados agresivos, leyes injustas…). Somos responsables, sobre todo, del primero.


1. Estos días hubiéramos celebrado el sacramento de la reconciliación. Hoy vamos a reconocer el pecado, pedir perdón a Dios y experimentar su misericordia.


2. Oración: concédeme, Señor, el don de reconocer mi pecado y abrirme a tu misericordia.


3. Lee Rom 7,15-25 . ¿Te identificas con la experiencia de Pablo? Pon nombre a tu pecado.


4. Déjate querer por Dios, como la oveja buscada por el buen pastor: “donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia” (Rom 5,20).


5. Reza con el salmo 51(50)


6. ¿A qué cambio te llama Dios?

 

ALKARREN BARRI ITXAROPENA SERENIDAD

 

 EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Miércoles 1 abril


0. Confinados por una bombarda colectiva (Xavier Melloni) leer


1. Llevamos ya dos semanas con estos ejercicios. Son una ayuda para rezar, es decir, para encontrarnos con Dios, a partir de los acontecimientos que estamos viviendo. Nos están pidiendo entrar en nosotros, hacer silencio, reflexionar, aceptar y reconocer sentimientos, mirar a Jesucristo, leer la Palabra desde la vida sin forzarla… Pero nos están dando algunos frutos; mejor dicho: Dios, a través de estos ejercicios, nos está dando algunos frutos. Un fruto puede ser un hallazgo, una llamada, una luz, un sentimiento, un redescubrimiento….


2. El ejercicio de hoy consiste en recoger esos frutos; te recomiendo que, una vez que los descubras, los escribas. Todavía estamos a la mitad del mes. La recogida de hoy nos podría guiar en los ejercicios próximos.


 EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Martes 31 marzo

1. Desde ayer son trabajos esenciales para la comunidad los de cuidados de ancianos, panadería, cajas de supermercados, transporte, auxiliares sanitarios… Hoy es tan importante para el bien de todos que la reponedora del super vaya a trabajar como que el sacerdote se quede en casa. Quizás esta contingencia nos ayude a valorar la importancia de cada trabajo (remunerado o no) en la sociedad y a cuestionar los criterios por los que determinadas profesiones son más apreciadas que otras y los modos tan dispares como son pagadas unas y otras.

2. Jesús les confundió con su humanidad y no acertaron a ver en ella su divinidad (Mc 6,2-3). Jesús de Nazaret, el hijo de María y José, es el Enviado del Padre (Cristo). Él es para nosotros la persona Esencial y su misión, el trabajo Esencial. ¿Hasta qué punto lo es para mí?

3. Reconocer a Jesús-Cristo como el Esencial nos lleva a considerarnos a todos iguales y necesarios. Y esto hemos de empezar a vivirlo en la Iglesia. Lee 1Cor 12. ¿Escuchas alguna invitación de Dios?

 

 EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA TIEMPOS DE CONFINAMIENTO. Lunes 30 marzo


1. Una reflexión frecuente estos días es ésta: el coronavirus nos ha hecho tomar conciencia de nuestra vulnerabilidad; un pequeño virus ha puesto en jaque a la poderosa Europa.

2. Yo, por el hecho de ser humano, soy vulnerable, tengo puntos débiles, no lo puedo todo.  ¿Trato de esconderlo, miro a otro lado? ¿Tengo lucidez para reconocer mis puntos flacos y fortaleza para asumirlos? ¿Cuáles son? ¿He experimentado lo que se siente al reconocerme tal como soy ante otras personas? ¿Me produce miedo? ¿Me reconcilia conmigo misma? ¿He hablado de esto con Jesús?

3. El reconocimiento de la propia debilidad es una ocasión privilegiada de encuentro con Dios, de conocimiento y experiencia personal de Dios. Dice s. Pablo: 
+ “este tesoro lo llevamos en vasijas de barro, para que se vea que su fuerza superior procede de Dios y no de nosotros” (2Cor 4,7). Piensa en tu barro y en la fuerza de ti que procede de Dios
+ “la fuerza se realiza en la debilidad… presumiré de mis debilidades para que se aloje en mí el poder de Cristo…. cuando soy débil entonces soy fuerte” (2Cor 12,7-10). Medítalo: ¿lo has llegado a intuir en algunas vivencias personales? Pídele a Dios que te conceda el regalo de conocer su fuerza en tu debilidad.

 

 

 MEDITACIÓN PAPA FRANCISCO URBI ET ORBI

 

Carta Pastoral de la Diócesis de Bilbao con motivo de la pandemia leer

 

IV DOMINGO DE CUARESMA ciclo A  leer

 

El duelo sin despedida: Esto también pasará...

 

La solidaridad no cierra Alkartasuna beti zabalik
Mensaje de Cáritas

 

 MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO ANTE LA PANDEMIA

 

Mario Iceta Gabicagogeascoa (Obispo de Bilbao) Tercera disposición coronavirus sigue leyendo

Mario Iceta Gabicagogeascoa (Obispo de Bilbao) Antes las declaraciones de emergencia sanitaria...sigue leyendo

 
 
 
 
OTOITZEAN…             EN ORACIÓN…

Aquí estoy, Señor,

como el ciego de nacimiento.

Pasas a mi lado y no te veo.

Tengo los ojos cerrados a la luz,

y no puedo verte.

Pero al sentir tus pasos, al oír tu voz,

siento en mí como un manantial

que nace, que grita por ti.

¡Te necesito, Señor!

¡Me ciegan tantas cosas!

Señor, ábreme los ojos a tu vida.

Quiero ver tu rostro con ojos limpios.

Quiero abrir mis ojos

a la luz de tu Evangelio.

Quiero mirar la vida

de frente y con sentido.

Quiero que la fe

sea antorcha en mi camino.

Quiero verte y quiero aprender

que la vida, el dolor y la muerte,

sin tu luz, son caos.

Quiero ver en cada persona

un hermano, una hermana

Quiero abrir los ojos a mí mismo,

y ver dentro de mi vida.

Quiero poner mis ojos

en las cosas de cada día

y buscar en ellas tu huella.

Señor Jesús, ayúdame a ver.

Limpia mi corazón de lo sucio

para que pueda ver desde dentro.

Como el ciego… así te busco.

Toca mis ojos con tus dedos

y ábrelos a la luz.

Entonces, Señor,

podré decirte: “Creo, Señor”

y mi camino tendrá rumbo.

 

 
http://berango.bizkeliza.org, Joomla